El apio ha ganado popularidad como superalimento. El jugo de apio es un jugo maravilloso para todas las personas. Puede ayudar a combatir una variedad de dolencias, incluida la inflamación, la presión arterial alta y el colesterol alto. El apio forma parte de la familia de las zanahorias. El apio y sus semillas proporcionan una fuente abundante de antioxidantes, vitaminas y minerales. El jugo de apio es rico en vitamina K y tiene buenas cantidades de vitamina A, vitamina B2, vitamina B6 y vitamina C. Además, el jugo de apio es una buena fuente de fibra dietética, ácido pantoténico, manganeso, potasio y ácido fólico.

El jugo de apio es bajo en calorías y azúcar, lo que lo convierte en una opción popular para bocadillos rápidos y saludables. Es fácil hacer jugo de apio en tu propia casa, así que no dudes en agregar este saludable jugo a tu dieta diaria. El jugo de apio puede ayudar a que su piel esté protegida contra el daño inducido por los rayos UV. Además, tiene propiedades curativas para la piel y puede ayudar a eliminar afecciones, como el acné y la psoriasis. Puede beber jugo de apio por la mañana con el estómago vacío para obtener los mejores resultados. Si es preferible hacer el jugo de apio a partir de apio orgánico, pero no es obligatorio. Estos son algunos de los beneficios para la salud del jugo de apio:

Jugo de apio

Jugo alcalinizante

Se ha demostrado que el jugo de apio es uno de los alimentos más alcalinos que puede comer. Muchos estudios dicen que la dieta alcalina puede alargar la vida y prevenir enfermedades crónicas.

Antioxidante

Se ha demostrado que el jugo de apio tiene poderosos antioxidantes y tiene propiedades para combatir el cáncer. Tiene un flavonoide llamado apigenina, que se ha demostrado que destruye las células cancerosas. El jugo de apio tiene poliacetilenos que poseen compuestos quimioprotectores y pueden ayudar a reducir la toxicidad mientras aumentan la inmunidad y pueden ayudar a ralentizar el crecimiento de células mutadas.

Combate las infecciones

El jugo de apio tiene poderosas propiedades antimicrobianas, que pueden ayudar en la lucha contra las infecciones y, naturalmente, pueden aumentar la inmunidad. El jugo de apio puede reducir el ácido úrico y puede estimular la producción de orina y es especialmente útil para combatir infecciones bacterianas en el tracto digestivo y los órganos reproductivos, ayudando a prevenir trastornos renales, trastornos de la vejiga e infecciones urinarias.

Leer también ➤  Los 9 mejores beneficios para la salud del té de raíz de bardana

Mejora la digestión

El jugo de apio puede ayudar a mejorar la digestión al aumentar la circulación en los intestinos, hacer que las cosas funcionen y se muevan. Además, el jugo de apio es bueno para la retención de agua, la hinchazón, la hinchazón y el estreñimiento, ya que actúa como un laxante y diurético suave, suave y natural.

Ayuda al hígado

En algunos estudios se demuestra que el jugo de apio puede ayudar a reducir la acumulación de grasa en el hígado. Tiene nutrientes que pueden proteger el hígado y esto en realidad puede ayudar al hígado a producir enzimas que pueden ayudar a eliminar la grasa y las toxinas.

Disminuye la presión arterial.

El jugo de apio puede ayudar a reducir la presión arterial alta actuando como un relajante del músculo liso. Puede ayudar a mejorar el flujo de calcio y potasio en las células, lo que permitirá que los vasos sanguíneos se expandan y contraigan con mayor facilidad.

Reduce el colesterol

El jugo de apio tiene un compuesto llamado BuPh (3 – n – bytulphthalide) que se ha informado que tiene una acción reductora de lípidos y puede reducir el colesterol malo en el torrente sanguíneo.

Cura y activa el intestino.

Se ha demostrado que el jugo de apio puede curar y activar el intestino al restaurar el ácido clorhídrico. Esto puede ayudarnos a digerir las cosas de manera más rápida y eficiente. El jugo de apio puede ayudar a elevar el ácido del estómago y esto es muy importante para descomponer los alimentos, especialmente las proteínas. El jugo de apio es especialmente bueno para las personas que siguen una dieta alta en proteínas. Si el ácido de su estómago es bajo, entonces el cuerpo necesita usar más recursos para digerir esa comida, lo que a menudo nos deja cansados ​​y letárgicos.

Se ha demostrado que el jugo de apio tiene la capacidad de reponer significativamente los niveles agotados de moco gástrico que se necesita en el revestimiento del estómago para curar y prevenir las úlceras y el reflujo ácido.

Fuente del artículo original

Las imágenes salen del artículo original o bien del banco gratuito de imágenes de Pexels.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad