Miel para espinillas

La mayoría de la gente sabe que la miel es un líquido dulce, de color marrón amarillento, elaborado por las abejas. ¿Pero sabías que se ha utilizado para muchos beneficios para la salud y la belleza? ¿Sabías que puedes usar miel para eliminar los puntos negros?

Los puntos negros (o comedones abiertos) generalmente ocurren cuando los folículos pilosos se obstruyen con aceite, suciedad, células muertas de la piel y otras impurezas. Como no hay mucha piel a la que adherirse, se abren al aire. La capa superior se oxida y se vuelve de un color negro oscuro. De aquí viene el nombre. Estos ocurren con mayor frecuencia en la nariz, los brazos, la cara, el mentón, el pecho, la espalda, el cuello y los hombros.

¿Qué pasa con la miel para los puntos negros? ¿Funciona?

  • Actúa como un antibiótico natural y ayuda a eliminar la suciedad de los poros de la piel al limpiar los puntos negros. Hidrata y cierra los poros de la piel para una tez clara.
  • Naturalmente, pela los puntos negros de la piel afectada. Nutre e hidrata la piel para conseguir un brillo natural.
  • Contiene propiedades antioxidantes, antisépticas y antibacterianas que ayudan a eliminar las espinillas al destruir los gérmenes o las impurezas que obstruyen los poros.
  • Tiene niveles bajos de pH que se encuentran entre 3.2 y 4.5, que es demasiado bajo para las especies bacterianas que causan acné y puntos negros.

Cómo usar miel para tratar los puntos negros:

1. Llanura

  • Aplique miel orgánica cruda en su rostro, enfocándose en las áreas afectadas.
  • Déjelo reposar durante 10 a 15 minutos.
  • Enjuague primero con agua tibia y luego con agua fría.
  • Repita de 2 a 3 veces por semana para obtener mejores resultados.
  • Nota: Caliéntelo para obtener mejores resultados.

2. Calentado con manzanas

  • Pelar la manzana y cortarla en rodajas.
  • Mezclar hasta obtener una pulpa.
  • Agrega una pizca de menta picada y una cucharada de harina de maíz o avena cruda.
  • Calienta una cucharada y agrégala a la mezcla hasta que se forme una pasta espesa.
  • Aplicar sobre el rostro, centrándose en las zonas afectadas.
  • Déjalo reposar durante 10 minutos o hasta que se seque por completo.
  • Enjuague con agua tibia.
  • Repita regularmente para obtener mejores resultados.

3. Con avena y tomates

  • Mezcle una taza de avena, una cucharada de miel y el jugo de 3 tomates para hacer una pasta.
  • Frote la pasta en las áreas afectadas.
  • Déjalo reposar durante 10 minutos o hasta que se seque por completo.
  • Enjuagar con agua.
  • Repita regularmente para obtener mejores resultados.

4. Úselo como tratamiento localizado

  • Frote una pequeña cantidad en las áreas afectadas.
  • Cubrir con pequeños vendajes y dejarlo toda la noche.
  • Retire el vendaje y enjuague a la mañana siguiente.
  • Repita regularmente para obtener mejores resultados.

5. Con claras de huevo

  • Mezcle una clara de huevo y una cucharadita de miel.
  • Aplicar sobre el rostro y dejar secar.
  • Enjuagar con agua.
  • Repita regularmente para obtener mejores resultados.
  • Nota: Este proceso no solo previene los puntos negros, sino que también ayuda a nutrir la piel.

6. Con una mascarilla de avena

  • Mezcle una cucharada de avena molida, 1/2 cucharada de miel y una clara de huevo.
  • Aplique la mezcla solo en las áreas afectadas.
  • Masajee suavemente durante 5 a 7 minutos.
  • Enjuague con agua tibia.
  • Repita regularmente para obtener mejores resultados.

7. Con Almendras

  • Mezcle una cucharadita de almendras finamente trituradas con un poco de miel para hacer una pasta.
  • Aplicar sobre el rostro y dejar secar.
  • Enjuagar con agua.
  • Repita 1-2 veces por semana para obtener mejores resultados.
  • Nota: Este proceso limpia la piel extrayendo las impurezas.

8. Con Azúcar y Leche

  • Mezcle una cucharada de azúcar, una cucharadita de miel y un poco de leche para hacer una pasta.
  • Frote suavemente una cara limpia con la pasta.
  • Déjelo reposar durante 30 minutos.
  • Enjuagar con agua tibia.
  • Repita según sea necesario.

9. Con sal marina

  • Mezcle una cucharadita de miel cruda y una pizca de sal marina.
  • Exfolia las zonas afectadas frotando suavemente con movimientos circulares.
  • Enjuagar con agua.
  • Repita según sea necesario.
  • Nota: La sal ayuda a limpiar las impurezas de los poros y la miel ayuda a hidratar y nutrir la piel.

Limón y miel para espinillas:

El limón contiene alfa hidroxiácidos (AHA) y beta hidroxiácidos (BHA), que ayudan a eliminar las células muertas de la piel y aclarar los puntos negros. Elimina las células muertas de la superficie de la piel y controla la producción de grasa, evitando la acumulación de grasa.

Leer también ➤  4 formas de usar bicarbonato de sodio para la diarrea (remedios caseros fáciles)

1. Miel con Limón

  • Corta un limón por la mitad y vierte de 3 a 4 gotas de miel cruda sobre la pieza.
  • Frote la mitad de limón en su cara, enfocándose en las áreas afectadas.
  • Déjalo reposar durante 5 minutos.
  • Enjuague con agua fría.
  • Repita 1-2 veces por semana para obtener mejores resultados.
  • Nota: Agregue una pizca de bicarbonato de sodio a la mezcla para obtener mejores resultados.

2. Miel tibia con limón

  • Caliente una taza pequeña de miel.
  • Corta un limón por la mitad y sumérgelo en la miel tibia.
  • Frote las rodajas de limón en su cara, centrándose en las áreas afectadas.
  • Déjalo reposar durante 5 minutos o hasta que se seque por completo.
  • Enjuagar con agua.
  • Repita cada dos días para obtener mejores resultados.

3. Miel con Limón

  • Agua hervida.
  • Coloque una toalla sobre su cabeza y chorree su cara, dejando un mínimo de 12 pulgadas del agua caliente.
  • Mezcle una cucharada de miel orgánica cruda y jugo de limón recién exprimido en un tazón.
  • Aplicar por todo el rostro evitando la zona de los ojos.
  • Déjelo reposar de 15 a 30 minutos (dependiendo de la sensibilidad de su piel).
  • Enjuague primero con agua tibia seguido de agua fría para cerrar los poros de la piel.
  • Seque con una toalla limpia.
  • Aplicar crema hidratante o suero.
  • Repita según sea necesario.
  • Nota: Agregue una clara de huevo a la mezcla para obtener mejores resultados.

4. Miel con Limón y Sal

  • Mezcle cantidades iguales de miel, limón y sal.
  • Masajee suavemente el área afectada con la mezcla durante 5 a 10 minutos.
  • Enjuagar con agua.
  • Seque con una toalla limpia.
  • Repita según sea necesario.

5. Miel con Zumo de Fresa y Limón

Las fresas tienen ácidos salicílicos que limpian los poros abiertos y desenchufan los puntos negros.

  • Mezcle una cucharadita de miel, 1/2 cucharadita de jugo de limón y 2-3 fresas maduras machacadas.
  • Aplicar sobre el rostro y frotar suavemente con movimientos circulares durante 3 a 4 minutos.
  • Enjuague primero con agua tibia seguido de agua fría para cerrar los poros de la piel.
  • Repita según sea necesario.

6. Miel con jugo de limón y avena

La avena exfolia la piel y absorbe el exceso de grasa mientras que el limón mata las bacterias.

  • Mezcle 1/2 taza de copos de avena, 1/4 taza de agua, 1 cucharada de miel y 1/4 taza de jugo de limón en un tazón pequeño.
  • Aplicar sobre el rostro y masajear suavemente con movimientos circulares durante 30 segundos.
  • Enjuague con agua tibia.
  • Seque con una toalla limpia.
  • Repita según sea necesario.

Miel y canela para espinillas:

La canela tiene propiedades antimicrobianas que eliminan la suciedad de los poros y elimina suavemente el exceso de sebo en la superficie de la piel para prevenir los puntos negros. Esta es una gran mascarilla de miel y canela para el acné:

  • Mezcle una cucharadita de canela en polvo y 3 cucharadas de miel para hacer una pasta espesa.
  • Aplicar sobre la zona afectada antes de acostarse.
  • Déjalo reposar durante la noche.
  • Enjuague con agua tibia por la mañana.
  • Seque con una toalla limpia.
  • Repita todos los días hasta que los resultados notables sean visibles.

Precauciones y consejos:

  • El limón tiene algunos efectos blanqueadores. El tiempo y la cantidad varían según el tipo de piel.
  • Es mejor hacer una prueba en un parche de piel antes de usar una mascarilla de miel para los puntos negros. Si no sufre efectos secundarios como irritación, sequedad excesiva o sensación de ardor, continúe con el tratamiento.
  • Utilice siempre miel cruda pura y orgánica para prevenir irritaciones de la piel. Use miel espesa y pegajosa para obtener mejores resultados.
  • Trate de usar la miel perfecta que contenga propiedades antimicrobianas (es decir, la miel de Manuka que se encuentra en Nueva Zelanda y que se ha demostrado médicamente que es muy eficaz).

¿Has probado alguno de estos métodos? ¿Conoce otros métodos para tratar las espinillas? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

Fuente del artículo original

Las imágenes salen del artículo original o bien del banco gratuito de imágenes de Pexels.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad