Visión general

Las personas con candidiasis a menudo se sienten incómodas, por lo que siempre encuentran formas efectivas que pueden ayudarlas a deshacerse de este problema. Y también los animales. Cuando los animales, como los perros, sufren de candidiasis, pueden actuar de manera extraña porque se sienten incómodos. En ese caso, alguien que los esté cuidando debería encontrar algo que los ayude a deshacerse de este problema también. La candidiasis se puede tratar con algunos remedios caseros naturales, como aceite de árbol de té, vinagre de sidra de manzana, aceite de orégano, etc. Si le gusta usar aceite de orégano para la candidiasis pero no sabe cómo usarlo y las razones por las que debe usarlo para tratar este problema en la piel; El artículo de hoy le mostrará los detalles sobre por qué debe usar aceite de orégano para la candidiasis y cómo usarlo.

I. ¿El aceite de orégano es bueno para tratar la candidiasis?

El aceite de orégano es uno de los superalimentos para tratar la candidiasis porque tiene fuertes propiedades antifúngicas, antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales. Según estudios, algunos investigadores han demostrado que estas propiedades pueden ayudar a prevenir el desarrollo de Candida albicans, que es el principal hongo que causa la candidiasis tanto en humanos como en animales.[1] [2]. Además, el aceite tiene agentes antimicrobianos, que son timol y carvacrol. Además, puede ayudar a tratar la candidiasis porque tiene propiedades antisépticas que pueden inhibir la propagación de la candidiasis.

II. Cómo usar el aceite de orégano para la candidiasis

Al igual que lo que se mencionó anteriormente, el aceite de orégano es muy bueno para tratar las infecciones por hongos. No hay duda de que el aceite de orégano se puede usar solo para tratar esta enfermedad. Sin embargo, si desea obtener un mejor resultado, debe combinarlo con algunos ingredientes diferentes. Aunque te guste usarlo solo o mezclado con otros ingredientes, estas recetas a continuación son las que necesitas consultar.

A. Sobre la piel
1. Aceite de orégano

Puede usar aceite de orégano solo comiéndolo directamente. ¿Por qué se dice así? Al hacer eso, lo ayudará a tratar las infecciones por hongos desde adentro.

Direcciones:

  • Toma tres gotas de aceite de orégano.
  • Agréguelos a un vaso de agua.
  • Beba esta solución con regularidad.
  • También puede tomar 1 o 2 cápsulas de aceite de orégano al día. Repítelo dos veces al día todos los días hasta que su condición mejore.

Si el aceite de orégano no causa una sensación de ardor en la boca, puede aumentar la cantidad de aceite de orégano gradualmente hasta seis gotas.

2. Gel de aceite de orégano


Usar gel de aceite de orégano es una buena idea que puede ayudarlo a combatir las infecciones por hongos.

Direcciones:

  • Tome un gel de aceite de orégano que contenga aproximadamente 230 ml de aceite de orégano.
  • Consúmelo después de una comida.
  • Haga este método todos los días hasta que se deshaga por completo de la infección por hongos
3. Aceite de orégano con aceite de oliva

El aceite de oliva tiene poderosas actividades antifúngicas y se ha demostrado que mejora la respuesta de su sistema inmunológico para combatir el crecimiento excesivo de Candida albicans.[3] [4].

Direcciones:

  • Prepara una gota de aceite de orégano y media cucharada de aceite de oliva.
  • Mézclalos bien.
  • Beba esta solución con regularidad.

En caso de que no tenga aceite de oliva, puede reemplazarlo usando aceite de coco.

Oregano
Photo by cottonbro on Pexels
4. Aplicación de aceite de orégano

Si no le gusta beber aceite de orégano, ¿por qué no lo usa para aplicarlo en el área afectada? Esto también será seguro para tratar la candidiasis cutánea si tienes piel sensible.

Método 1: aceite de orégano

Direcciones:

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de orégano.
  • Aplícalo en tu zona afectada y masajea suavemente.
  • Repite este proceso dos veces al día todos los días.

Método 2: aceite de orégano con aceite de coco

Direcciones:

  • Agregue una o dos gotas de aceite de orégano a una cucharada de aceite de coco.
  • Mezcle bien estos aceites.
  • Aplica la mezcla de aceite en el área de la piel afectada.
  • Deje que se seque naturalmente.
  • Repita este proceso dos veces al día hasta que se deshaga por completo de esta enfermedad.
  • También puede utilizar aceite de oliva, aceite de árbol de té o aceite de almendras.
5. Ducha de aceite de orégano

Otra forma de utilizar aceite de orégano para el tratamiento de la candidiasis es mediante una ducha de aceite de orégano. También es un método eficaz.

Direcciones:

  • Prepare 8 onzas de agua.
  • Vierta 20 gotas de aceite de orégano en él.
  • Mézclalos bien.
  • Ducharse con esta solución.
  • Lavar nuevamente con agua y dejar secar por completo.
  • Repita este método dos veces al día al día hasta que su condición mejore.

Además, puedes hacer esta solución y sumergir un tampón en ella. Se inserta este tampón en la vagina y se quita el tampón después de dejarlo puesto durante aproximadamente media hora.

6. Remojo de orégano

Una candidiasis a menudo aparece debajo de los senos, entre los dedos de las manos y los pies, en los muslos. Ahora puede preguntarse si está sufriendo de una candidiasis cutánea o no, ¿verdad? Si tiene esta enfermedad, es posible que vea erupciones, bultos que pican y secreción de líquido en la piel. Por lo tanto, para lidiar con este problema, puede usar un remojo de orégano.

Direcciones:

  • Prepara un baño tibio.
  • Toma unas gotas de aceite de orégano y agrégalas al baño.
  • Revuelva bien.
  • Remoje su cuerpo en esta solución durante unos minutos.
  • Repite este proceso una vez al día.
  • Siga haciéndolo todos los días hasta que se deshaga por completo de la infección por hongos.
7. Vitamina E con aceite de orégano

Como puede ver, el aceite de orégano es muy eficaz para tratar la candidiasis, mientras que la vitamina E es realmente buena para cuidar su piel. La vitamina E también puede ayudar al cuerpo a combatir la candidiasis al mejorar el sistema inmunológico.[5] [6]

Direcciones:

  • Mezcle una o dos gotas de aceite de orégano y vitamina E.
  • Aplícalo en tu piel afectada.
  • Repita este proceso tres veces al día para obtener resultados rápidos.

III. Precauciones y consejos adicionales

  • Las personas que carecen de hierro no deben usar aceite de orégano para las infecciones por hongos porque puede reducir la capacidad de su cuerpo para absorber hierro a corto plazo.[11].
  • También se dice que una persona alérgica al aceite de orégano no debe usarlo, ya que puede empeorar esta condición cada vez más.
  • En caso de que esté tomando medicamentos anticoagulantes, o si está amamantando, evite usar aceite de orégano para la candidiasis.
  • Las personas que padecen problemas cardíacos o presión arterial alta tampoco deben usar aceite de orégano para las infecciones por hongos.
  • Además, no se recomienda el consumo directo de aceite de orégano para tratar una infección por hongos en los niños, junto con los bebés.
  • Si desea deshacerse de la candidiasis lo antes posible, debe cambiar su dieta evitando consumir azúcares procesados ​​y conservantes, ya que contribuyen al desarrollo de la candidiasis. Beba mucha agua todos los días porque el agua puede ayudar a eliminar las toxinas de la sangre.
  • Reducir los niveles de estrés mediante la meditación o el yoga es una buena idea para prevenir y tratar las infecciones por hongos.
  • También es necesario utilizar jabones suaves en lugar de jabones que consistan en productos químicos agresivos.
  • Mantenga las áreas de infección por hongos totalmente secas.
  • Use ropa interior hecha de algodón si sufre de candidiasis vaginal.

Siga estas formas sencillas de usar aceite de orégano para la candidiasis en la piel con regularidad para obtener los mejores efectos. Sin embargo, este artículo es solo para fines informativos. Es por eso que debe consultar a su médico antes de usar cualquier método mencionado anteriormente.

Fuente del artículo original

Las imágenes salen del artículo original o bien del banco gratuito de imágenes de Pexels.

Leer también ➤  Beneficios, uso y precauciones (para 2019)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad